Montaña rusa Silver Star

Montaña rusa Silver Star

La montaña rusa Silver Star está enclavada en el Europa Park, el parque de atracciones más popular y más grande de Europa. Esta fantástica atracción  fue construida el 23 de marzo del 2002 por B&M y posee 1620 metros de longitud y 73 de altura.

Aceleración y fuerza G

Si usted es de los curiosos que desea experimentar la aceleración y la fuerza G en un coche de Fórmula Uno, entonces no debería perderse la posibilidad de montar la Silver Star. Pero no es solamente el viaje en esta súper coaster lo que pone a uno a dar gritos, sino también la altura. Y todo se hace por la gravedad, 127 km/h y más de cuatro puntos de fuerza G.

No obstante, seguro usted se pregunta si semejante recorrido es completamente seguro. Las súper montañas rusas son construcciones de acero que están preparadas para alcanzar velocidades máximas y sensaciones de ausencia de la percepción de la gravedad (airtime), lo que le confiere esa sensación de vuelo.

Diseño de acero revestido

Para mantener la seguridad con semejantes fuerzas se necesitan lo más altos estándares de ingeniería y mantenimiento. Precisamente la Silver Star cumple con los estrictos requisitos TÜV, de la agencia alemana de inspección técnica.

Silver Star tiene un diseño futurista, está hecha de acero revestido de un tejido acolchado negro, y cuando se ajusta cómodamente, el chasquido del cierre asegura que cada pasajero se mantendrá firmemente en su sitio.

Características de la montaña rusa Silver Star

El viaje en esta maravilla andante inicia con un lento ascenso que mantiene tensos a los pasajeros. Cuando el tren llega a la cima de 73 metros de altura casi se detiene, pero de repente entra en caída libre y al momento comienzan los gritos. Su impresionante aceleración  se complementa con una serie de vueltas y caídas diseñadas para que la sensación de ausencia de la percepción de la gravedad sea la máxima posible.

Ahí vemos a los más valientes con la cabeza en alto para aprovechar al máximo los efectos de la fuerza G negativa, y a los más conservadores sujetados a la barra con los ojos cerrados.  Entonces, cuando parece que el paseo de cuatro minutos ha terminado, de improviso el tren sale disparado hacia una herradura con una curva de 120º. El final es tremendo, ahí es cuando los chillidos de euforia se convierten en gritos de alegría y alivio, pues la velocidad disminuye y anuncia el fin de la tortura.

La caída de Silver Star es de 67metros y su ángulo vertical de 68 grados. En total, tiene tres trenes con nueve coches cada uno. Los pasajeros se sitúan de cuatro en cuatro en una fila por coche, redondeando 46 pasajeros por tren.

Vídeo de la montaña rusa Silver Star

Silver Star desde el primer vagón

Recorrido de la montaña Silver Star

Vídeo de los giros de Silver Star

Compártelo en tu red social: